SOBRE MI


Soy una interrogación…
aprendí a caminar
con el aliento de mostrarme
con mi propia transparencia…

Sigo aquí…
tal y como me ves,
sin disfraces,
sin mascaras ocultas…


Soy imperfecta por naturaleza, mitad realidad y mitad un enredo de sueños, aunque creo que el porcentaje de estos últimos inclina la balanza hacia la libertad de crear.

Siempre me gustó escribir y quizás sea por este medio donde mi personal locura por la vida me vuelva inmune a las amenazas de quienes quisieron poner el impuesto de valor añadido a mis sentimientos.

Rebelde y algo gamberra por naturaleza. Y sin embargo sensible a más no poder. En un primer contacto te pareceré seria, muy seria y este sea quizás el escudo que mantengo para evitar que me hagan daño ya que no soporto sufrir más de lo necesario, aunque en ocasiones se me va la mano y como cualquier ser humano poseo mi propio calvario.

Me gustan los días soleados en buena compañía y el sonido de la lluvia sobre una taza de café abandonada en la mesa de una terraza.

Superviviente desde que la soledad abordó como pirata no deseado mi vida. Y sin embargo sonrío y me gusta ver como mi entorno de amistades hace de su sonrisa un bien común declarado parque natural de una mirada inquieta.

Si me das a elegir entre una velada discotequera y un lugar tranquilo con música de fondo, elegiré este último. No concibo una conversación a gritos y sin embargo, me encontrarás en más de una ocasión pasando la aspiradora al ritmo de la música que en ese momento invada mi casa. Soy así, que le vamos a hacer.

Sobre el tablero de ajedrez de mi vida he realizado jugadas gloriosas y otras de las que prefiero no acordarme. No soy perfecta ni pretendo serlo. Sería muy aburrido.

Estoy enamorada de la vida y quiero compartir mis silencios rimados y mis relatos pausados contigo.

Gracias

DEDICATORIA

A los versos incompletos de los poetas durmientes

A los durmientes poseedores de sueños

A los sueños de necesitadas ilusiones

A los ilusionistas en vuelo de mariposas

A las mariposas que envuelven nuestra vida

A la gloriosa vida del mudo artesanal

A los artistas desheredados del poema glorioso

A la gloria de los escritos incombustibles

A la presencia del poeta

Al poeta dormido

A ti.


SEA TODO SU CONTENIDO DEDICADO A ÉL

sábado, 23 de agosto de 2014

Y LUEGO DICEN QUE EL LOCO SOY YO



Abrazada al cuello de un torso desnudo te balanceabas al ritmo de una música que solo tú y yo escuchábamos, fue en ese instante cuando nuestras miradas se cruzaron, me observaste con ojos inquisidores al tiempo que tu sonrisa me indicaba tu íntima intención. Te compré.

Estos recuerdos me vienen a la memoria cuando hoy, precisamente hoy, hemos tenido nuestra primera discusión .Te empeñaste en acompañarme a la playa y sabes  que  no es el lugar más recomendable para pasear juntos, pero eres terca como una mula y accedí a tu deseo esperando no encontrarme con conocidos que lo más probable es que, entre sorprendidos y divertidos, girasen la cabeza al verme en tu compañía. Estabas preciosa, no lo discuto, tu esbelta figura siempre me transforma, me hace sentir  alguien importante en este mundo de locos y presumir de tu compañía fue siempre un deseo que soñaba en silencio. Pero todos nos miraban y sabes que llamar la atención es algo que detesto, pasar desapercibido es mi deseo dorado y tú con tu cabezonería lo echaste todo a perder. Paseaba por la orilla mientras tus brazos se enlazaban a mi cuello, mi bañador último modelo de la temporada pasaba desapercibido ante tu belleza. Varias personas se giraron al vernos juntos, incluso oí  comentarios que te describían como inapropiada.

Fuiste mi compañera en BBC, bodas, bautizos y comuniones, eventos en los que siempre destacabas por tu elegancia, saber estar y discreción. Con tu mirada lánguida acaparabas las sonrisas de quienes te contemplaban con admiración. Siempre discreta y atractiva, soñada y deseada. Eras una bandolera serrana entre jaras y tomillo, poseedora del encanto de quien hace de la soledad el deseo de tu posesión. Todo esto fuiste y ahora ya no eres nada.

Humillado te metí en el microondas para ver cómo te consumías y desaparecías ante mi presencia, yo, que tanto te quise y te deseé, yo, tu dueño y señor, tu amante de horas incompletas en tálamo confuso, acabé con tu vida entre sollozos ante tu agonía.

Descansa en paz mi querida corbata, mi señora de abrazos sobre mi pecho.

Y luego dicen que el loco soy yo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada